04/07/2011. Discursos y Alocuciones. Comandante Presidente. Balcón del Pueblo del Palacio de Miraflores, Caracas, Distrito Capital, Venezuela.

Mensaje a la Nación del Comandante Presidente Hugo Chávez en cadena nacional

Asistentes ¡Uh, ah, Chávez no se va! ¡Uh, ah, Chávez no se va! ¡Uh, ah, Chávez no se va!

¡Gracias Fidel por cuidar de él! ¡Gracias Fidel por cuidar de él! ¡Gracias Fidel por cuidar de él!

[Himno Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, Gloria al Bravo Pueblo]

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez ¡Viva Venezuela!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Viva la Revolución Bolivariana!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Viva el pueblo venezolano!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Viva la unión de América Latina!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Vivan los pueblos de América Latina y el Caribe!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Viva Fidel!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Viva Cuba!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Viva la vida!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Viva Chávez!

Asistentes ¡Viva! [Aplausos]

¡Cadena, cadena, cadena!

Presidente Chávez Creo que estamos en cadena nacional, creo, de Radio y Televisión.

Asistentes [Ovación]

Presidente Chávez ¡Buenas tardes Venezuela!

Asistentes [Ovación]

Presidente Chávez Desde este corazón que tiene por dentro un millón de corazones, desde esta alma que tiene por dentro un millón de almas que la desbordan de amor y de pasión.

Buenas tardes al pueblo venezolano, mi amado pueblo, heroico pueblo.

Asistentes [Ovación]

Presidente Chávez Un abrazo a las niñas y los niños de Venezuela, a las mujeres venezolanas, a los hombres venezolanos, a la clase obrera, a mis heroicos soldados venezolanos, a mi heroica Casa Militar, al Ejército, a la Marina, a la Aviación, a la Guardia, a la Milicia, a las Madres del Barrio, la juventud venezolana...

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Juventud divino tesoro. A los estudiantes.

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez A los campesinos y campesinas, a los pescadores, a los cultores, a los cantores, a los pueblos indígenas, a nuestros hermanos indígenas. Un saludo al pueblo todo.

Bueno, por dónde comenzar esta conversación, se ha iniciado el retorno...

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Un saludo desde aquí, y mi agradecimiento personal a tanto, y por tanto apoyo, por tanto, por tantas manifestaciones de amor, el amor es el mejor remedio para cualquier enfermedad.

Gracias por hacerme llegar ese baño de amor, tan especial, no sólo desde Venezuela sino desde muchos otros lugares del mundo. ¿No se oye allá?

Asistentes No.

Presidente Chávez ¿Ustedes oyen aquí?

Asistentes Sí.

Presidente Chávez ¿Ustedes oyen aquí?

Asistentes Sí.

Presidente Chávez ¿Ustedes oyen allá?

Asistentes No.

Presidente Chávez ¡Ay! Y no pusieron unas cornetas por allá. Es un problema para mí, si allá no oyen.

Allá al fondo de la calle ¿no oyen?

Asistentes No.

Presidente Chávez Bueno, a ver si los técnicos pudieran hacer algún favor allá, a ver si ponen una corneta, yo pensé que habían previsto todo eso.

Lo lamento mucho, pido perdón, no tuve tiempo de chequear el sonido, para que llegara hasta allá y hasta allá, y hasta allá.

Pero entiendo que la mayoría me oye aquí.

Asistentes Sí.

Presidente Chávez Bueno y estamos transmitiendo pues, por radio y televisión.

Aquí hay mucha pasión desbordada, mucha algarabía. Yo me sumo a esta algarabía, me sumo a esta pasión.

Si bajamos un poquito la pasión a niveles normales ¿verdad?; si bajamos un poquito la algarabía a niveles normales ¿verdad? A lo mejor allá en la calle pueden oír un poco, porque yo creo que allá pusieron una corneta arriba, en la entrada del Regimiento de la Guardia Presidencial.

Probando sonido allá, uno, dos, tres.

Bueno yo tengo que continuar ¿verdad? Porque no puedo, no debo estar aquí mucho tiempo ustedes saben, no debo estar aquí mucho tiempo. Estoy sometido y debo estar sometido durante un tiempo a un estricto control médico científico, ustedes saben las razones, ustedes saben las razones.

Esta batalla también la ganaremos.

Asistentes [bulla y algarabía].

Presidente Chávez Esta batalla, esta nueva batalla también la ganaremos y la ganaremos juntos.

Hace unos días, el presidente Rafael Correa me decía por teléfono, me decía: “Comandante esta es otra batalla y estoy seguro que como hijos de Bolívar, el hombre de las dificultades, también la sabremos afrontar y obtener la victoria; y me recordaba Rafael Correa, ese gran hermano bolivariano, aquello que dijo nuestro Padre Simón Bolívar aquí mismo en la Plaza de San Jacinto el día terrible del terremoto aquel de 1812, recordemos esas palabras porque las voy a repetir con Bolívar y con este gigantesco Simón Bolívar colectivo que ha resucitado en el pueblo venezolano: “Si la naturaleza se opone lucharemos contra ella y la haremos que nos obedezca”, esta batalla también la ganaremos por la vida, por la Patria, por la Revolución.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Pero compatriotas, amado pueblo venezolano, yo estoy seguro que ustedes comprenden perfectamente las dificultades de esta batalla, que nadie vaya a creer que ya mi presencia aquí este día 4 de julio significa que ganamos la batalla, no, hemos comenzado a remontar la cuesta, hemos comenzado a vencer el mal que se incubó en mi cuerpo quien sabe por cuántas razones, pero tendremos que seguir, y yo de primero, un plan estrictamente médico-científico paso a paso y yo sé que ustedes lo comprenden y que ustedes sin los primeros en acompañarme para la victoria definitiva.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Viviremos y venceremos todas estas dificultades, como ustedes saben pues, yo en primer lugar le dio gracias a Dios, como diría Bolívar, al Dios de mis padres, al Dios de mi pueblo, al Dios mío, al Dios de nosotros, le doy las gracias al manto de la Virgen invocado por mi madre y por las madres de Venezuela, le doy las gracias a los espíritus de la Sabana, a aquellos que invocó Florentino Coronado cuando enfrentaba al mismo demonio, le doy las gracias a la vida, le doy las gracias a Fidel Castro.

Asistentes [aplausos y algarabía].

Presidente Chávez Que ha sido prácticamente el jefe médico de la legión de médicos venezolanos-cubanos y personal especialista que desde el primer día se ha dedicado con esmero a esta batalla. Yo me puse y me pongo primero en manos de Dios y segundo, en manos de la ciencia médica cubana-venezolana y mundial; en manos de ustedes y también en mis propias manos porque les juro que nosotros ganaremos esta batalla.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Miren, dice el Eclesiastés: “todo lo que va a ocurrir debajo del sol tiene su hora”, tiene su momento y ésta es la hora de la vida, ésta es la hora de la Patria Bicentenaria, ésta es la hora de la independencia definitiva de la Patria venezolana.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Esta es la hora del pueblo venezolano. Y yo, hijo de este pueblo no podía faltar a la fiesta bicentenaria de la vida, de la Patria.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez No podía faltar, entero, en cuerpo, alma y espíritu. Por eso le doy las gracias a Dios, a la Virgen, a los santos y al espíritu de la Sabana, a José Gregorio Hernández, a mi Cristo Redentor, crucificado y salvador, a la magia del pueblo, a las oraciones del pueblo, a los médicos, a la ciencia médica; porque en verdad los días que pasaron no fueron nada fáciles. Yo no voy a entrar en muchos detalles, pero sobre todo después de aquella tarde en que ya yo estaba casi listo para regresar, después de la primera intervención quirúrgica, que pensábamos no iba a tener consecuencias más graves, el mismo Fidel Castro fue a visitarme y a darme la noticia del tumor maligno.

Desde allí comenzó, o comenzaron unas horas muy difíciles, muy difíciles. La segunda intervención, fue una intervención profunda de más de seis horas. Yo me entregué a Dios, me entregué a la ciencia y en última instancia a esta gran voluntad, a este gran amor y a esta gran pasión que gracias a ustedes llevo en mi pecho y llevo en mi corazón.

Asistentes [aplausos] ¡Uh, Ah, Chávez no se va! ¡Uh, ah, Chávez no se va! ¡Uh, ah, Chávez no se va!

Presidente Chávez Este crucifijo que levanto ahora, es el mismo que levanté aquí el 14 de abril en aquel retorno, lo tenía bien guardado la mano generosa de Teresita Maniglia que me lo ha hecho llegar, y lo levanto de nuevo ¡Cristo con nosotros, quién contra nosotros!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez El pueblo con nosotros, quién contra nosotros; la Patria con nosotros, la Revolución hoy está más viva que nunca, lo siento, lo vivo, lo palpo.

Ahora les voy a decir algo, esa segunda operación fue el 20 de junio, nunca se me olvidará, y el 24 de junio “Día de Carabobo”, día de nuestro Ejército, seguramente ese día, ese día de Carabobo nunca lo olvidaré; oigan un poquito, 24 de Junio yo estaba todavía en terapia intensiva, aun cuando en una lenta pero franca recuperación y ese día de Carabobo estuve viendo la televisión, aun cuando no perdí contacto nunca ni desde el primer día con el vicepresidente a quien felicito, a Elías Jaua y a todo mi equipo de gobierno, a mis ministras, a mis ministros.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Que viva el gobierno de Chávez!

Asistentes ¡Que viva!

Presidente Chávez Que es el gobierno del pueblo.

Asistentes ¡Que viva!

Presidente Chávez Y cada día será mejor este gobierno, cada día responderá más y mejor a las necesidades, a los reclamos y a los clamores del heroico pueblo de Bolívar.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Allá como que está Giordani ¿No eres tú Giordani? Jorge Giordani, allá están los ministros, miren, y ministras; allá como que está Nohelí Pocaterra, por aquí vi a Piedad Córdoba. ¡Viva Colombia hermana!

Asistentes ¡Viva! [Aplausos].

Presidente Chávez Y un grupo de visitantes de otros países de la misma Patria nuestra.

Ahora el 24 de Junio seguramente con la fuerza del Negro Primero, de la Batalla de Carabobo, ese día me paré y salí de la terapia y ese día les digo, comenzó el retorno, fue el Día de Carabobo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez 24 de junio recordando a Bolívar, viendo a los niños y jóvenes en el campo de Carabobo representando la Batalla, viendo el acto de mi querido Ejército, el día del Ejército y aquí estoy pues, apenas han pasado ¿cuántos días? 10 días, es increíble, les digo para como yo estaba, no me lo creerían ustedes, es como un milagro; pero que hay que cuidar al extremo este proceso de recuperación.

Anoche despegábamos de La Habana y yo decía al comandante Reyes, mi hermano que me acompañaba, mis hijas, Raúl Castro fue a despedirnos a la puerta del avión, Fidel nos acompañó hasta, casi hasta el avión y yo decía: parece increíble que hace 10 días estábamos viviendo la situación que vivíamos y ahora vamos rumbo a Venezuela y aterrizamos a las 2 de la mañana, vimos el amanecer de Caracas este día bonito, 4 de julio y aquí estamos, en el Balcón del Pueblo, aquí estamos juntos, aquí estamos iniciando el retorno.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahora el tiempo…

Asistentes [aplausos, algarabía y consigna].

Presidente Chávez Quiero decirles también que desde aquel día cuando yo sentí que mi alma, que mi cuerpo comenzaba a reaccionar en positivo y cuando Fidel me visitó de nuevo para, como jefe médico casi, darme algunas pinceladas de los resultados de la operación, de la segunda operación. Comenzamos entonces a pensar y hacer un gran esfuerzo cuidando el más mínimo detalle para recuperar las fuerzas mínimas necesarias y el estado de salud necesario, primero para poder viajar en avión las tres horas de Cuba a Venezuela, sin ningún tipo de riesgo como ocurrió anoche. Y luego, para acompañarlos con esta pasión patria en la fiesta de la Independencia, en la fiesta de la Patria, el aniversario 200 de Venezuela.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Lo hemos logrado. Por eso digo, gracias Dios mío, en una primera etapa, repito, entendamos, una primera etapa.

Ahora vendrá una segunda etapa, y una tercera de tratamiento complementario, que ya han comenzado, pero aquí estoy, aquí estamos listos para, así como superamos con éxito la primera etapa del inicio del retorno; igual la segunda, la tercera, la cuarta, la quinta y las que vengan las venceremos, las superaremos.

Asistentes [aplausos]. ¡Pa’ lante Comandante! ¡Pa’ lante Comandante!

Presidente Chávez Ahora, ahora bien la superaremos, la superaremos y como yo en el mensaje que envíe desde La Habana el día 30 de junio que yo sé fue un mensaje...

Asistentes [aplausos] ¡Descanse, descanse, descanse!

Presidente Chávez Ya me voy a descansar, dos minutos más, porque aquí vino mi hija a decirme que ya llevo ¿cuánto? 30 minutos, que era el tiempo previsto por los médicos. Dos minutos pido más.

Estaba haciendo ahora mismo caminata, rehabilitación, la merienda me toca ahorita, me toca yogurt, me toca yogurt. Estoy comiendo de manera voraz y muy sana, como nunca antes en mi vida.

He vuelto a ser cadete de primer año muchachos, me estoy levantando a las cinco de la mañana, a mirar el sol y a empezar la jornada de trabajo.

Me acaba de decir Nicolás, el Canciller...

Asistentes ¡Uh, ah, Chávez no se va!, ¡Uh, ah, Chávez no se va!...

Presidente Chávez Voy a terminar de la siguiente manera: hoy es 4 de julio, hace 200 años paría esta tierra la República primera, mañana es 5 de Julio. ¡Viva la República Bolivariana!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez La hija de Bolívar, 5 de Julio, hace 200 años Bolívar lo dijo, ustedes saben, lo voy a repetir desde mi alma bolivariana: “Sigamos poniendo la piedra fundamental de la libertad venezolana, de la independencia venezolana y de la unión latinoamericana, vacilar sería perdernos.”

Mañana es día de júbilo, desde ya está encendida toda la pasión patria, todo el pueblo sagrado de esta Caracas, de esta Venezuela heroica, yo no podía faltar, aquí estoy en el epicentro de mi amor más grande.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Gracias Dios mío! ¡Gracias pueblo mío! ¡Gracias Patria mía! ¡Gracias vida mía!

¡Hasta la victoria siempre!

Asistentes ¡Venceremos!

Presidente Chávez Nosotros viviremos, nosotros venceremos.

Gracias desde mi corazón, amor con amor se paga.

¡Viva Venezuela!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Viva la Patria Bolivariana!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Viva la Revolución socialista!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Que viva la vida!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez Todo mi amor, toda mi pasión, todo mi agradecimiento.

¡Hasta la victoria siempre!

Asistentes [aplausos].

¡Uh, ah, Chávez no se va! ¡Uh, ah, Chávez no se va! ¡Uh, ah, Chávez no se va!

[Inicio de proyección de video: Al Calor del Pueblo]

Presidente Chávez Vuelvo al epicentro de Bolívar, estoy bien, estoy feliz. Es el inicio del retorno.

Entrevistado Este es un mensaje solidario de todo el pueblo de Venezuela, te queremos Presidente.

Entrevistada Todo ese mar de gente está apoyándolo, fuerza, fuerza, mucha fuerza.

Entrevistado Como berraco y lo tenemos aquí, hermano.

Niño entrevistado Pa’ lante pues Comandante y ¡Viva Chávez!

Entrevistado Que se recupere Comandante, estamos con usted.

Entrevistada Te amamos Presidente.

Entrevistada Chávez te amamos y tu eres mi hijo querido, toda la vida. Un besote.

Entrevistada ¡Pa’ lante! Y eres tremendo varón.

Entrevistada Para mí Dios, ya lo salvó Presidente.

Entrevistada ¡Pa’ lante Comandante! Te quiero mucho.

Entrevistada Aquí está tu pueblo organizado, defendiéndote, amándote, apoyándote ¡pa’ lante mi Comandante!

Entrevistada La mujer revolucionaria con usted, dándole buena vibra y vamos a vencer que sí se puede.

Entrevistada Te quiero mucho, que Dios te ayude a recuperarte tu salud.

Entrevistada ¡Patria, socialismo o muerte! Venceremos, Presidente te amo.

Niños entrevistados Presidente te queremos.

Asistentes ¡Pa’ lante Comandante!

[Fin del video].

Asistentes [bulla y algarabía].

[Fin de la cadena Nacional].